MES DE CONCIENTIZACIÓN: VISIBILIZAR LA AFASIA

MES DE CONCIENTIZACIÓN: VISIBILIZAR LA AFASIA

Qué es, cómo tratar a la persona, por qué hablar de ACV no alcanza para visibilizar la afasia son temas que, a lo largo de junio, contribuirán a derribar las barreras.

Se calcula que cerca de 170.000 personas en la Argentina viven con afasia y, más allá de su entorno inmediato, se encuentran con que la gente en general no comprende lo que les pasa y no sabe cómo comunicarse con ellos.

La afasia es la alteración del lenguaje adquirido, causada por una lesión cerebral. Las personas con afasia tienen dificultades más o menos importantes para expresarse y comprender, leer, y escribir, pero pueden participar de un diálogo o una conversación usando algunos recursos lingüísticos y otros compensatorios (gestos, señalamientos, dibujos, etc.). Sin embargo, cuando el interlocutor no tiene idea de cómo manejarse, la comunicación se hace casi imposible.

La Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad define la discapacidad como una interacción entre el déficit –real, existente- y las diversas barreras. En el caso de la comunicación, las barreras suelen ser actitudinales ya que tanto la discriminación positiva: afirmar que a todos nos pasa de no encontrar una palabra, como la negativa: creer que la falta de palabras equivale a la falta de ideas-, profundizan el problema.

El accidente cerebrovascular es la causa más frecuente, pero no todos los ACV generan afasia. Por eso, decir de alguien que tuvo un ACV no da idea exacta de sus secuelas. En cambio, la palabra “afasia” sí da cuenta de los déficits en el lenguaje y permite adoptar actitudes facilitadoras como hablar de forma clara, con lenguaje simple, y darle la posibilidad de que la persona se exprese con todos los recursos que le sean útiles.