QUÉ ES Y PARA QUÉ SE FIRMA EL CONSENTIMIENTO INFORMADO

QUÉ ES Y PARA QUÉ SE FIRMA EL CONSENTIMIENTO INFORMADO

La firma del consentimiento informado en el ámbito de la salud supone que la persona está de acuerdo en recibir determinada prestación. Preserva su autonomía. Hoy en día es requisito para la autorización de tratamientos.

En medicina, el consentimiento informado es un procedimiento que tiene por objetivo preservar la autonomía de la persona que recibe una práctica o servicio. En Argentina, la a Ley Nacional de Salud Mental (Nº 26.657), la Ley de Derechos del Paciente (Nº 26.529), y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (LEY Nº 26.378) garantizan a toda persona el derecho al consentimiento informado para todo tipo de intervención, y en especial a:

• Recibir información adecuada y comprensible -a través de los medios y tecnologías que sean necesarias- acerca del estado de salud, el tratamiento, y las alternativas de atención.
• Que la información sea brindada a familiares, allegados o representantes legales de la persona, en caso de que ésta tenga dificultades de comprenderla y así lo convalidare.
• No ser objeto de investigaciones clínicas ni tratamientos experimentales sin consentimiento fehaciente.

Al utilizar el consentimiento informado, se garantiza que las prácticas de salud deban respetar el principio de no discriminación, la autonomía y libre determinación, la integridad física y psíquica, y la dignidad de toda persona. El derecho al consentimiento informado es parte integrante del derecho a la salud, consagrado en numerosos tratados internacionales de derechos humanos, con jerarquía constitucional.

Fundafasia ha desarrollado su propio consentimiento, que contempla el tipo de prestaciones que ofrece. El gran desafío en el trato de personas con afasia es garantizar que la información sea adecuada y comprensible.