"Con los corazones llenos de ilusiones y proyectos"

El Dr. Luis Saúl Salinas, quien concurre al Centro de Día, saluda el 25 aniversario de Fundafasia con un poema en el que resalta la actividad de las personas con que se ha encontrado en la institución.

La barca que transportaba
el germen de la calle Nazca,
por suerte no había tascas
que la operación turbara.
En Colombres y Moreno
con los corazones llenos
de ilusiones y proyectos,
y lograr tan noble efecto
les daba tanta energía,
trabajaban noche y día
urgidos por la desgracia
del que padece de afasia.

Al frente de la cruzada,
Silvia Rubio capitana.
Quién ponía sus esfuerzos
de la noche a la mañana.
Tenía un sueño en el alma
que por concretar moría,
por eso le resultaba
demasiado corto el día,
en su lucha con la afasia
haciendo lo que podía.

Silvia Rubio una mujer,
con empuje y ambición
de lograr la solución
que siente cómo un deber.
Desde hace años, no de ayer
que este sueño la desvela
un triunfo que tanto anhela
en pos del bien de la gente.
Talentosa y eficiente
una mujer tan virtuosa
ha de salir exitosa
porque además es valiente.

La admiro por su eficiencia,
que logra en todas las cosas
que la transforma en virtuosa
sin contar su inteligencia.
Una pasión muy ingente
que tiene en su corazón
es lograr la solución
de la afasia de por vida,
una solución querida
por toda la población.

Dónde hace gala su ciencia,
junto a los profesionales
que la apoyan a raudales
con su accionar de eficiencia.
Cuenta con un batallón
de profesionales aptos,
que trabajan con pasión,
y en su proceder son cautos
exhiben conocimientos
de la especialidad que asumen
y si hacemos un resumen,
del amor por esta gente
algo que el paciente percibe
porque es el quien lo recibe,
y es tratado dulcemente.

Tiene dos lugartenientes,
que son su gente de confianza
al frente de la institución
que cumplen con su función
de manera dirigente.
Son Analía Gutiérrez,
junto a Patricia Laudoño,
trabajan con gran encomio
y accesibilidad humana,
son de Rubio las campanas
que tañen cuando es debido
cumpliendo su cometido;
velar por la institución.
Porque esa es la misión
a que fueron asignadas
la misma que es realizada
con verdadera afición.

Después viene el batallón
de licenciados y profesores.
Calidad de las mejores
que le ponen corazón
y por eso hago la mención
y les rindo los honores.
Menciono también la acción
al grupo de mantenimiento
que nos muestra su talento
trabajando con unción.

La casa está más bella
cada día esta mejor,
lo cual despierta el amor
por la noble institución,
que es sólo devolución
del que nos brinda el docente
el que en mi esta presente
porque soy agradecido
del amor y la amistad
y acá esa realidad
es lo que he recibido.

Dr. Saúl Salinas