Carnaval en "Danza"

Carnaval en

El cierre del carnaval 2014 se festejó con disfraces y baile en el taller de Danza Armonizadora. Hubo maquillaje, accesorios y mucho movimiento.

a propuesta se generó a partir de la nostalgia: festejar el carnaval como antes, cuando los padres llevaban a sus hijos disfrazados al corso. Primero hubo que explicarles a los jóvenes qué era un pomo, cómo se usaba el lanza perfume o cómo se lograba viajar en colectivo con disfraz de luciérnaga. Luego, transformarse en personajes y dejarse mover por la música.

“En la antigüedad, dice Graciela Apostolow, profesora de Danza Armonizadora, la danza participaba casi siempre. Ha sido una actividad seria a la cual se le dedicaban muchas horas. Todos los hechos vitales de un pueblo estaban vinculados con la danza. El hombre desde siempre ha danzado la vida cotidiana y las situaciones traumáticas, dándole a la danza un sentido terapéutico”.

El espacio tiene el nombre formal de Taller de Movimiento y Reconocimiento corporal, aunque se lo conoce por la formación de su profesora: Danza Armonizadora. Sin embargo, la expresión que hace referencia al movimiento y reconocimiento del cuerpo describe claramente los objetivos generales de la propuesta.

Todos los grupos en algún momento de la semana dedican un tiempo de su participación en el Centro de Día a flexibilizar los movimientos y salir de los rutinarios y repetitivos, reforzar la concentración y la coordinación y beneficiarse del trabajo en conjunto, entre otros objetivos que se obtienen a partir del estímulo musical.

Esta vez fue el carnaval. Pero nunca faltan motivos para que se arme el baile.