Fin de año: coro, títeres, magia, arte, artesanías, pan dulce y fiesta

Fin de año: coro, títeres, magia, arte, artesanías, pan dulce y fiesta

La despedida del año, en el pub del Sindicato de Músicos, fue una muestra del modo en que Fundafasia concibe su Centro de Día, con actividades de lo más diversas, que permiten desarrollar capacidades y habilidades, y un rico intercambio social.

Abrió la tarde el coro, con Cantares seguido de un canon con Fray Santiago en español y en francés (Fernanda Ureña-Florencia Winnicky). Lo que hace algo más de un año era pura expectativa, ahora es un coro real en el que cantan, con adecuada melodía y letras agradables al oído, personas que tienen dificultad para hablar. Fue el 10 de diciembre en la despedida del año de Fundafasia, una fiesta íntima en la que hubo familiares, amigos, gente del equipo y decenas de personas del centro de día que armaban y desarmaban grupos, tomaban café, se presentaban entre los desconocidos y recordaban anécdotas del año.
El espacio cedido por el Sindicato de Músicos (un pub con escenario, buen sonido y espacios de reunión muy cálido) es ideal para una reunión social que solo tiene de institucional la ligazón que cada uno tiene con la Fundación. Se armó el escenario de los titiriteros (Nina Franco) y se vieron dos escenas cargadas de significado y emotividad. Entre las mesas, los magos –profesionales voluntarios (Freddy Müller-Marcelo Deverre) y alumnos- sorprendieron e hicieron reír. En los laterales, hubo stands con pinturas (Claudia La Banca), esculturas (Gonzalo Fernández), pan dulce del taller de Cocina (Lucía Arana) y artesanías en cuero (Paola Chinetti).
El año se cerró con plena actividad, preguntando qué habrá de nuevo para el año que viene. Afortunadamente ya hay respuestas y expectativa.